INFÓRMATE

LO QUE DEBES SABER ACERCA DE LAS AMENAZAS QUE AFECTAN EL SANTUARIO DE LA NATURALEZA PENÍNSULA DE HUALPÉN

El nuevo Plan Regulador Comunal de Hualpén propone 3 cambios importantes que significarán graves amenazas no sólo para su patrimonio ecológico, sino un riesgo para sus habitantes

1.  Santuario Privatizado

Gran parte del Santuario se encuentra bajo el dominio privado de distintas familias y propietarios que hacen usos de sus territorios sin regirse por la ley de monumentos nacionales (CMN) ni por la ley de base de medio ambiente (MMA), las cuales resguardan la figura de Santuario de la Naturaleza. Esto quiere decir, que a pesar que los propietarios sean los “dueños” de sus terrenos, no pueden realizar cualquier actividad, proyecto o intervenir sus fundos sin los correspondientes permisos del MMA y CMN, y sin la presentación de los Estudios de Impactos Ambientales al Servicio de Evaluación Ambiental.

La propiedad privada no está por sobre la conservación de un área natural protegida bajo decreto oficial (D.S. 556/1976).

 

2. Plan Regulador Comunal de Hualpén

Un Plan Regulador Comunal (PRC) es un instrumento legal que define un conjunto de normas para planificar el territorio comunal, definiendo por ejemplo el uso de suelo, las áreas de interés natural y los tipos de actividades permitidas. Actualmente, se está tramitando la aprobación del primer Plan Regulador Comunal de Hualpén (PRCH) que permite la urbanización de 1100 viviendas en el Santuario de la Naturaleza. Cabe destacar, que el proceso de elaboración y votación del Plan Regulador ha sido fuertemente cuestionado por la comunidad, debido a la baja participación ciudadana, la ausencia de trasparencia y las decisiones políticas tomadas por el concejo municipal, las cuales, no son consecuentes ni concordantes con las observaciones y solicitudes ciudadanas de querer conservar el Santuario Natural con un desarrollo ecológico sostenible y no un desarrollo de extensión urbana elitista, que desea construirse sobre el patrimonio cultural y natural más importante de todo Hualpén.
 

3. Polo Industrial

En la cercanía del área protegido, colindante al Humedal Lenga (sitio Ibas), se encuentra el polo industrial de Hualpén, un importante complejo petroquímico y energético que alberga alrededor de 20 industrias, produciendo una alta concentración de contaminación atmosférica, hídrica y acústica en gran parte de la comuna. Además, el complejo industrial contempla una termoeléctrica llamada Petropower que produce un grave impacto ambiental por las emisiones de azufre, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono e hidrocarburos. Cabe mencionar, que, en el año 2007, ENAP protagonizó uno de los derrames petroleros más invasivos del país, vertiendo 700 litros de combustible en la bahía de San Vicente y en el Humedal Lenga.
 

4. Proyectos Inmobiliarios

Existen dos proyectos inmobiliarios elitistas que buscan urbanizar y fragmentar algunos sectores del Santuario. Uno de ellos, es el Loteo Mirador del Alto, proyecto que actualmente se encuentra ingresado en el Servicio de Evaluación Ambiental, y que plantea la intervención de 167 hectáreas del Fundo Ramuntcho, con la finalidad de subdividir el terreno y destinar 343 lotes, dejando instalado el suelo para la urbanización futura. Situación similar existe en el Fundo Las Escaleras con un proyecto de condominios privados que – a diferencia del anterior- no ha ingresado al SEA y ya ha iniciado las intervenciones sin contar con permisos, efectuando grandes talas ilegales de bosque nativo con construcción de zanjas para habilitar caminos y establecer las subdivisiones del terreno, acciones iniciadas posterior a la erradicación de las familias que vivían en dirección a Playa la Escalera. Actualmente los lotes se encuentran en venta con un alto valor, generando una especulación inmobiliaria que no cuenta con los permisos de MMA y CMN.
 

 5. Club Ecuestre

En el Fundo la Escalera existe un proyecto ecuestre de instalación de caballerizas, de una superficie aproximada de 5.000 m2, que ha intervenido directamente los cursos de agua, la flora nativa y uno de los cerros más importantes arqueológicamente, Cerro Conejo. El propietario que impulsó este centro, no cuenta con ningún permiso de construcción y a pesar de distintas denuncias, las instituciones pertinentes para fiscalizar y demoler la construcción aún no han sido eficaz. Actualmente, existe una orden de paralización de las obras, pero el proyecto sigue en pie y avanzando.
 

6. Monocultivos

Por décadas se introdujeron especies exóticas que han alterado el equilibrio ecológico del lugar. Entre las especies que generan mayor afectación se encuentra el Eucaliptus, Pino y Espinillo (Ulex). La permanencia del monocultivo ha generado pérdida de la biodiversidad, alteración del ciclo hidrológico, degradación de los suelos e infertilidad de la tierra.
 

7. Desarrollo Industrial

Existe una Planta de productos marinos conocida como “Poseidón” colindante al Humedal Lenga y que ha extraído durante 30 años cochayuyo, loco y pepinos de mar, a escala industrial para exportarlos a países asiáticos. A pesar de su trayectoria, el proyecto no está regularizado ambientalmente, ni cumple con la planificación territorial vigente. Por el contrario, el sitio donde está ubicado comprende una zona de interés natural, donde no se permiten actividades productivas industriales. A la fecha, el titular del proyecto ha eludido y evadido el procedimiento de presentar un Estudio de Impacto Ambiental en el Servicio de Evaluación Ambiental.
 

8. Basurales

Esta problemática se evidencia mediante dos focos. El primero, tiene relación con basurales clandestinos existentes en fundos privados, donde se aglomera una gran cantidad de desechos domésticos (sillones, inodoros, colchones), parabrisas y artículos de vehículos desmantelados. En segundo lugar, la masiva visita de turistas a playas, como Ramuntcho, Los Cuervos y Los Burros, ha traído consigo baños improvisados, produciendo focos insalubres por los depósitos de desechos humanos y residuos inorgánicos como plásticos, latas, neumáticos y botellas en los senderos peatonales, en distintas quebradas y microcuencas.
 

9. Motos

El Santuario es constantemente requerido y visitado por quienes practican Motocross y Moto en duro en la región, no obstante, la falta de restricciones para esta disciplina y la audiencia de espacios establecidos en sectores más degradados, ha generado graves consecuencias ambientales, entre ellas; derrame de aceite en el Humedal Lenga, destrucción de sitios de nidificación, erosión del sistema dunario del Humedal Lenga – reduciendo la barrera natural en caso de tsunamis-, junto con daños severos a la vegetación que componen los senderos peatonales, erosión de los bordes de quebradas -propiciando la fragilidad del suelo y posibles derrumbes- y un peligro constante de atropello para las personas que caminan por los senderos.
 

10. Perros Asilvestrados

Diariamente se vivencia un abandono de animales domésticos – particularmente en el Humedal Lenga – donde se ven afectadas directamente la avifauna del lugar, debido a la destrucción de los sitios de nidificación, la matanza de polluelos, cisnes o flamencos, que son devorados por perros asilvestrados. No solo la fauna y la flora se ven perjudicadas por esta problemática, también los pobladores y pobladoras de la Caleta Lenga y los turistas, ya que se ven sobrepasados por la cantidad de mascotas en las calles y en los restaurantes, siendo un constante temor de ser atacados y un riesgo a la salud pública por la transmisión de enfermedades zoonóticas.
 

11. Ausencia de Mecanismos de Gestión para el Manejo del Área Protegida

Actualmente el Santuario no cuenta con un Plan de Manejo vigente que proporcione los lineamientos de preservación de los objetos de conservación, junto con los objetivos para el desarrollo sostenible. El último plan de manejo desarrollado para el área protegida y aprobado por el Ministerio de Medio ambiente y el Gobierno Regional del Biobío fue el año 2003.
 

12. Falta de Planificación y Manejo para el Desarrollo del Turismo

Más allá de que el Santuario de la Naturaleza tenga un potencial apto para el ecoturístico, y una visión de desarrollo para el deporte, actualmente la Municipalidad de Hualpén al 2020 no cuenta con un instrumento actualizado y vigente de planificación del desarrollo turístico (PLADETUR).
 

13. Instituciones Fiscalizadoras

La Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), cumple el rol fiscalizador y de sanción sobre el incumplimiento de la Ley de bases generales del medio ambiente (Ley 19.300); Concejo de Monumentos Nacionales, resguarda el patrimonio cultural y natural por medio de la de Monumentos Nacionales (Ley 17.288); Corporación Nacional Forestal (CONAF), dependiente del Ministerio de Agricultura, y cuya función es fiscalizar la legislación forestal y ambiental a través de la ley sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal (Ley 20.283); Dirección General de Aguas (DGA), dependiente del Ministerio de Obras Públicas, fiscalizando en materias que confieren al cumplimiento del Código de Aguas y Ministerio de Bienes Nacionales (BN), que cumple la función de fiscalizar las alteraciones del patrimonio fiscal, administrados u ocupados por terceros irregularmente. A pesar de la existencia de todos estos entes, la fiscalización y compromiso con el Santuario es nulo y se puede evidenciar con el caso del cierre de la playa las escaleras, la cual fue restringida por el propietario en el 2019. Se elevaron más de 50 denuncias públicas a bienes nacionales, quienes verificaron la falta ilegal en terreno y a la fecha, después de 8 meses, aún no hay solución y el acceso sigue restringido.