La poca fiscalización por parte de las autoridades y entidades responsables de preservar la península de Hualpén y la falta de conciencia y educación ambiental, permiten que este tipo de prácticas se mantengan en el tiempo. 

Es fundamental generar conciencia y evitar el acceso de estos vehículos a playas, humedales y lugares no establecidos, ya que se daña gravemente la biodiversidad de flora y fauna de estos lugares.

¡Seamos responsables y amigables con la naturaleza! ¡Mantén tus vehículos fuera de estos ecosistemas!