Hoy se dio la orden de demolición para el centro ecuestre, construcción ilegal impulsada por Manuel Recart y que tiene un plazo de 90 días para llevarla a cabo. Quisiéramos celebrar esta pequeña victoria impulsada por la campaña y el descontento de la comunidad que ayudó a generar presión, pero el daño ya está hecho por lo que decimos fuerte y claro que la lucha no termina aquí.
Esperamos que realmente se efectúe esta demolición y que con esta acción, los propietarios que impulsan proyectos no compatibles con un Santuario de la Naturaleza (como centro de eventos, tala de bosque nativo, proyectos inmobiliarios, etc), comprendan que el área privada no está por sobre la conservación de un área protegida.

Gracias a la labor que se viene realizando desde el año pasado, ha quedado demostrado que la participación, opinión y trabajo colaborativo es fundamental para visibilizar las problemáticas, hacer presión y lograr grandes cosas.

Exigimos sanciones mayores para las personas que evaden la normativa ambiental y reforzamos el llamado a las entidades responsables a que realicen de manera oportuna las fiscalizaciones que protejan al Santuario de la Naturaleza de la Península de Hualpén ante cualquier tipo de acciones que atenten contra su conservación.

La lucha sigue y l@s invitamos a ser parte de esta campaña para junt@s proteger el Santuario de Wallpen, ya que son variadas las amenazas e irregularidades que afectan el territorio.
.